En el año 1359, Pedro IV de Aragón y III de Cataluña instituye la Generalitat en Vilafranca del Penedés, Barcelona y Cervera. A su vez manda censar todos los territorios catalanes, manifestando que en la comarca de Vilanova, concretamente en Sant Pere de Ribes se halla la cuadra de la corte del rey (un conjunto de 8 casas de estructura medieval), regentado por Guillem de Cortey residente en Vilanova de Cubellas, que años más tarde traspasará a Genís Almogàver un ciudadano noble de Barcelona.

historia 2

Aparece en el año 1413 Bertran Nicolau (mercader barcelonés) quien obtuvo del Papa Benedicto XIII la autorización para la fundación de un monasterio de frailes Jerónimos en tierras del Penedès o en otro lugar de la diócesis de Barcelona.

Llega a un acuerdo con Genís Almogàver adquiriendo la Quadra d’Escortey Vey, con todas las tierras, hombres y mujeres que vivían allí. El 9 de Octubre se firmó el documento de fundación del Monasterio de Frailes Jerónimos y Bertrán de Nicolau lo dotó con 14000 libras con la única condición que los frailes tenían que celebrar misas por su salvación mientras viviera y por su alma después de muerto.

El 21 de Octubre de 1416 los Jerónimos vendieron la casa a Blas de Castellet y se trasladaron a otro lugar más favorable para la comunidad, argumentando la falta de agua y de bosques, ambas cosas consideradas indispensables para su sostenimiento y desarrollo. Los frailes se establecieron en Murtra de Badalona, ​​donde su presencia fue mucho más larga y fructuosa.

Años más tarde en 1464 la familia Avinyó, concretamente Gaspart D’Avinyó es nombrado señor de la Castellanía de Cubellas y Vilanova, ocupando la cuadra de Cortey como vivienda.

En el año 1601 y mediante herencia Frederic D’Avinyó recibe la casa que pasa a denominarse TORRE DEL VEGUER, ya que obtuvo la Veguería de Vilafranca (institución de origen medieval sobre un territorio en la que la potestad absoluta recae en una única figura “el Veguer”). A su muerte los herederos, su hija Jerónima D’Avinyó y su yerno Luis de Vilafranca, también obtuvieron la veguería del Penedés. En esta época se afianza el nombre de Torre del Veguer. Según los escritos “ la Cuadra” sigue la sucesión de pequeños señores feudales de Vilanova (la más rancia nobleza de la época).

Capilla Torre del Veguer

Ya en el siglo XIX la propiedad cae en manos de Doña Manuela Fdez. de Santillán i Valdivia (Marquesa de la Motilla y de Valencina, Condesa de Torralba y de Casa-Alegre), sobrina del Conde de Torralba. Se casó con un militar de la Orden de Santiago, D. Antonio Desmassiéres. Tuvieron dos hijos Fernando y Miguel Ángel Desmassiéres y Fdez de Santillán. Fue en 1878 cuando Miguel Ángel Desmassiéres vende la Torre del Veguer a Don Josep Ferrer i Vidal.

Josep Ferrer Vidal, nacido en Vilanova i la Geltrú, de familia modesta. Se interesa por la enología cursando diversos estudios en Burdeos. Posteriormente funda la empresa Textil “Gumá y Ferrer” que después se transforma en “José Ferrer y Cía”. Construye la fábrica del mar en la rambla de Vilanova. Realmente fue innovador en la tecnología de hilar y tejer algodón. Conjuntamente con su consuegro Antonio López y López (Marqués de Comillas), fundan la Transmediterránea, Tabacos de Filipinas, Banco Mercantil, La Hispano Colonial y Ferrocarriles del Noroeste.

En 1880 es nombrado presidente de la Caja de Ahorros de Barcelona y Presidente de la Patronal Fomento del Trabajo Nacional. Fue político de la “Lliga Catalanista” y gran defensor del proteccionismo. También Senador del reino. Al fallecer en 1904, el Rey Alfonso XII, unió para sus hijos los apellidos Ferrer-Vidal, que se ennobleció en el primogénito como “Marqués de Ferrer-Vidal”. Sus hijos Luís y Juan heredan: la Torre d’Enveja y La Cuadra Descortey (por este órden).

Luís Ferrer-Vidal Soler, también fue presidente de Fomento del Trabajo Nacional (1901-1905) y presidió la Caixa de Pensions desde su fundación en 1903.

Finalmente Juan Ferrer-Vidal Soler hereda la Torre del Veguer. Fue un prestigioso político catalán (Senador por Tarragona). Construye en 1895 un pequeño teatro donde se llegan a representar algunas de sus propias obras.

En 1896 inaugura una pequeña capilla pública dedicada a Maria Auxiliadora de estilo Neogótico.

Los sucesores de Juan Ferrer-Vidal, fueron Agustín Ferrer-Vidal y Goytisolo, Elena Ferrer-Vidal Llorens, y actualmente Joaquín Gay de Montellá Ferrer-Vidal y sus 3 hijos Joaquín Jorge y Marta Gay de Montellá Estany.

La Torre del Veguer, está catalogada como edificio histórico-artístico por la Generalitat de Cataluña (R-I-51-5665)

antepasado